NASA Image of the Day (Large)

Inges Aerospace Visora A Antioquia-Colombia

Antioquia-Colombia Como la Mas Educada en Ciencia, Ingeniería, Tecnológía, Innovación, Educación, Creatividad, Emprendimiento e Industria AeroEspacial Es un Estilo y Una Forma de Vida

lunes, 27 de agosto de 2012

Apartes de la Charla: "Tercera Revolución Industrial (TRI): Posible Alternativa al Colapso Civilizatorio" - Sábado 25 de Agosto de 2012





El sábado 25 de Agosto de 2012 desde las 10:00 Am hasta las 1 M. se tuvo la reunión de la Sociedad Julio Garavito en la Sala de Reuniones del Planetario de Medellín-Antioquia-Colombia con la Charla: "Tercera Revolución Industrial (TRI): Posible Alternativa al Colapso Civilizatorio":

POR: Carlos Eduardo Sierra. Profesor Asociado de la Universidad Nacional-Sede Medellín; Miembro Sociedad Julio Garavito

RESUMEN: "El grueso de los economistas adolece de una ignorancia supina en los fundamentos de la Termodinámica, máxime cuando la economía clásica y neoclásica nació algo más de dos siglos atrás por una vía analógica a partir de la física newtoniana. Por ejemplo, el equivalente económico clásico de la ley de acción y reacción es la ley de la oferta y la demanda, mientras que el dogma de los economistas de marras acerca de que la oferta genera su propia demanda no es otra cosa que el equivalente económico clásico y neoclásico del movimiento perpetuo, una violación flagrante del segundo principio de la Termodinámica. En otras palabras, los economistas de marras pierden de vista que la Tierra es un sistema termodinámico cerrado para efectos prácticos, salvo por alguno que otro meteorito que cae por estos lares, en tanto que los países y regiones que constituyen la geopolítica se comportan como sistemas termodinámicos abiertos. Y un conjunto de subsistemas abiertos que conforman un sistema global cerrado no puede durar para siempre dada la finitud de recursos.


Esto es justo lo que sucede en la actualidad, cuando asistimos al fin de la Segunda Revolución Industrial, basada en el petróleo como fuente de energía, en el motor de combustión interna y en los medios de comunicación desarrollados en la segunda mitad del siglo XIX y buena parte del XX. Esta Segunda Revolución Industrial está muriendo sencillamente a causa del agotamiento de los combustibles fósiles, el uranio y otras fuentes no renovables, amén de los yacimientos minerales. En las presentes circunstancias, se estima en unas pocas décadas lo que le queda de vida al actual paradigma civilizatorio, nacido dos milenios atrás en la antigua Grecia. Por tanto, como parte de las medidas de urgencia planteadas con un mínimo de lucidez, conviene señalar el paradigma de la Tercera Revolución Industrial (TRI), fundamentado, entre otros pilares, en las energías renovables y pergeñado, entre otros, por Jeremy Rifkin y su gente, uno de los pocos economistas y pensadores de nuestro tiempo que es consciente de una nueva economía en sintonía con las restricciones al crecimiento establecidas por las leyes de la Termodinámica. Sobre todo, Europa es la región del mundo con mayores avances hacia la forja de una infraestructura de la TRI, pese a lo cual todavía le falta mucho terreno por recorrer dado que la forja de tal infraestructura requiere un esfuerzo disciplinado a lo largo de 4 ó 5 décadas. Aún así, a despecho de los avances logrados en Europa y otras regiones del planeta, cabe preguntarse con prudencia: ¿se logrará dar tal paso hacia la TRI a fin de superar la crisis civilizatoria actual? Esto es, ¿los compromisos políticos serán estables y de alcance continental y transcontinental?


Entretanto, la Tierra sigue siendo una nave espacial navegando a la deriva con su tripulación enloquecida. Y, como bien dice Leonardo Boff, ecólogo, teólogo y filósofo brasileño, la solución para los problemas de la Tierra no van a caer del cielo. Mucho menos si se cree que conocer a fondo el cielo es cuestión de pegarle nomás el ojo a un telescopio, una actitud que cae en la categoría que el celebérrimo Richard P. Feynman denominaba con tino como ciencia del tipo de adoración a los aviones".