NASA Image of the Day (Large)

Inges Aerospace Visora A Antioquia-Colombia

Antioquia-Colombia Como la Mas Educada en Ciencia, Ingeniería, Tecnológía, Innovación, Educación, Creatividad, Emprendimiento e Industria AeroEspacial Es un Estilo y Una Forma de Vida

miércoles, 2 de junio de 2010

El juego Mars500 Ayuda a Desarrollar Ayudantes Electrónicos Para Los Tripulantes de Espacio Profundo


A punto de ser encerrados lejos del mundo exterior, los voluntarios del Mars500 sigue llegando para divertirse. Sus funciones incluirán juegos regulares de videojuegos - aunque con un propósito serio.

Los resultados de los juegos ayudarán a desarrollar "compañeros electrónicos" computarizados para apoyar a las tripulaciones de futuras misiones de espacio profundo.

La última fase del programa Mars500 internacional comienza en junio: una tripulación de seis hombres será sellada en una instalación aislada en el Instituto de Moscú para Problemas Biomédicos-Institute for Biomedical Problems (IBMP) por 520 días, empleando el tiempo requerido de un viaje de regreso del planeta rojo. Tras destacar los factores humanos implicados en los vuelos espaciales de larga duración, la tripulación llevará a cabo tareas similares a las de una misión real.




Intalación Mars500.


Además, participarán en sesiones de juego de dos semanas de media hora de vídeojuegos. Los tripulantes hombres participan tres a la vez, en un juego para un solo jugador para volar un módulo de aterrizaje lunar y un juego multi-jugador, donde los participantes cooperan para mover los senderos de color, así como un sistema de formación colaborativa familiarizándose con los diferentes procedimientos de trabajo.

Estas sesiones serán algo más que el disfrute: los resultados serán cuidadosamente registrados y los jugadores podrán rellenar cuestionarios detallados sobre sus respuestas a los juegos, lo difícil que los encontró y su estado emocional actual.



Diego Urbina in las Instalaciones Mars500.

Diego Urbina explica cómo será estar encerrado más de un año, en un simulador, con otros cinco astronautas, como ensayo para viajar a Marte.
Este 3 de junio comienza en el Instituto de Problemas Biomédicos de Moscú un experimento único en la historia aeroespacial, que someterá a seis hombres, entre ellos al italo-colombiano Diego Urbina, a las mismas condiciones que deberían afrontar en caso de un viaje al Planeta Rojo.

Urbina atiende a EL TIEMPO pocas horas antes de su experiencia marciana y confiesa que dedicará "todo el esfuerzo de los próximos 520 días encerrado a los colombianos secuestrados, quienes a diferencia de mí se encuentran privados de su libertad de forma no voluntaria".

Tiene sólo 20 kilogramos permitidos de equipaje. Imagino que se habrá planteado la pregunta que todos nos hicimos alguna vez: ¿qué llevaría a una isla desierta?

La analogía es perfecta. Eso es básicamente lo que he estado haciendo estos últimos días: pensando qué me puedo llevar para mantenerme ocupado cuando tenga tiempo libre. No voy a llevar muchas cosas: el ordenador, discos duros, algunos libros y juegos. También llevo algunos regalitos, pero que no puedo abrir todavía. Lo haré cuando sea mi cumpleaños o llegue la Navidad.

¿Qué cree que echará más de menos?

Sobre todo la libertad de poder llamar por la noche a un amigo y salir a dar una vuelta, a tomar una cerveza o a comer una pizza. De Bogotá, seguro que me acuerdo mucho de cuando iba los domingos a La Candelaria, al estadio o al parque de la 93.

Trabajará durante ocho horas y dormirá otras ocho. ¿Qué hará durante el tiempo libre?

La monotonía es peligrosa; hay que atacarla, cambiando de actividad frecuentemente. No se debe dejar que la rutina se lo lleve a uno. No podremos navegar casi por Internet ya que sólo hay una conexión, a través de la que nos pueden mandar archivos. La familia nos envía correos electrónicos que se dirigen a una carpeta a la que luego nosotros podemos acceder. Podremos pasar el tiempo libre con los archivos que hemos descargados previamente de Internet, viendo películas, leyendo libros y jugando. El momento más difícil será sin duda el fin de semana, cuando sepamos que todos nuestros amigos están saliendo y nosotros seguimos allí dentro.

¿Cómo es la relación con sus compañeros?

Nos llevamos muy bien pese a las limitaciones en el idioma y la cultura. Soy el único de origen hispanohablante, aunque el compañero francés habla un poco de español. Hemos hecho equipo gracias al entrenamiento de supervivencia que realizamos todos juntos. Es el mismo que hacen los cosmonautas cuando aterrizan en lugares inhóspitos, con un paracaídas, un poco de comida y un metro de nieve. Sobrevivir es una tarea que hay que hacer juntos. También hemos realizado diferentes técnicas de entrenamiento psicológico, que las pondremos en práctica cuando estemos estresados.

Si hubiese podido elegir a sus compañeros, ¿a qué famosos hubiese llevado con usted?

Me llevaría a gente simpática, como Shakira y Angelina Jolie.

¿Tiene pareja? Debe ser muy dura la separación durante 520 días?

No, en este momento no, afortunadamente. Es difícil mantener una relación estando tanto tiempo dentro. Muchos de los otros compañeros están casados o tienen novia y será complicado para ellos.

¿De cuánto espacio disponen en el módulo?

En total hay 550 metros cuadrados, contando todo el espacio de almacenamiento para las toneladas de comida, ropa y material para los experimentos. A nosotros nos queda un espacio más reducido. Dormiremos durante la mayor parte de la misión en unas habitaciones individuales de unos tres metros cuadrados. Cuando lleguemos a la superficie de Marte, tres de nosotros iremos a la superficie simulada y el resto se quedará en la nave, orbitando alrededor del planeta. Entonces los tres que iremos a la superficie estaremos durante poco menos de un mes durmiendo en unos 20 metros cuadrados todos juntos y con la cabeza inclinada hacia abajo.

Así será el proyecto Mars500

Diego Urbina y sus compañeros pasarán 520 días en un módulo aislado con las mismas características que tendría una nave que realizase el viaje de ida y vuelta a Marte. El proyecto Mars500, impulsado por la Agencia Espacial Europea y por su homóloga rusa, servirá para estudiar el comportamiento físico y psicológico del ser humano durante los aproximadamente 18 meses que tardaría la conquista del cuarto planeta del Sistema Solar.

Dario Menor
Para EL TIEMPO Roma





La interacción entre jugadores a través de correo electrónico instantáneo se registren también, y hasta sus expresiones serán capturados a través de webcam.


La información será compilada para un proyecto de la ESA llamado "Asistente de Tripulación de Ejecución de Misión" - ‘Mission Execution Crew Assistant’ (MECA), que está desarrollando los agentes de software personalizados para interactuar con las tripulaciones en misiones de espacio profundo, aumentando la eficacia global de estos equipos hombre-máquina.



Juego de senderos coloreados


"El futuro de las tripulaciones de espacio profundo estarán por su propia cuenta, como nunca antes", dijo Mark Neerincx de factores humanos TNO, que supervisa el proyecto MECA para la ESA.



"Con escasos recursos, se enfrentarán a problemas que son complejos, desconocidos y potencialmente peligrosos. Sin embargo, el asesoramiento en tiempo real desde el control de la misión no estará disponible debido a las grandes distancias involucradas".



Entrenamieto Colaborativo


"El concepto MECA tiene como objetivo proporcionar apoyo a la tripulación con personal "ePartners" dentro del entorno de computación ubicua. Estos ePartners ayudarían a la tripulación a evaluar la situación, determinar un curso de acción adecuado para resolverlo, y proteger a los tripulantes de los errores que surjan.

"Para mejorar la colaboración, los ePartners necesitan interactuar con sus contrapartes humanas de una manera significativa e intuitiva - interpretando los cambios en el estado y rendimiento de la tripulación para luego actuar en consecuencia. Así que si un astronauta se distrae debido a la alta "carga de tareas cognitivas" o entra en un estado de pánico, el agente seleccionaría la mejor manera de comunicarse con ellos, utilizando un tono particular de la voz o quizá con la expresión visual del avatar".



Vista del profesor durante el entrenamiento colaborativo.


Además, los resultados del juego del rastro coloreado del Mars500 también serán utilizado en un esfuerzo relacionado, en el Proyecto de Asistencia de Salud Mental Automático-Automatic Mental Health Assistant (AMHA), que intenta rastrear los cambios en los patrones de interacción social de la tripulación.

Los datos de la conducta humana reunidos durante Mars500, retroalimentarán el proceso de diseño del MECA mas ampliamente, explicó Mikael Wolff de la División de Sistemas de Software de la ESA: "El trabajo se está procesando en forma iterativa, con los requerimientos iniciales del sistema perfeccionados a través de las pruebas en ciclo con humanos. Empezamos con simulaciones virtuales luego comenzaron las pruebas durante el estudio inicial del Mars500, una simulación de 105 días que tuvo lugar en el IBMP el año pasado.


Sesión de programación



"Para ilustrar cómo está funcionando el sistema, la última vez alrededor de los tripulantes no pudieron arreglar nada en la memoria externa" durante sus sesiones, pero esta vez MECA captura experiencias de usuario en un contexto que los tripulantes pueden consultar y enriquecer con información multimedia.

"Y en la versión actual, los tripulantes se turnan para ser el "maestro" en el sistema de entrenmiento, pero la próxima vez MECA puede asumir esta función directamente basada en los resultados del experimento Mars500".

The previous crew turned out to enjoy playing the games on their own time – the lunar lander game proving a particular hit. Others could soon get to try it: the MECA team plans similar testing at Europe’s Concordia base in the Antarctic, and potentially aboard ISS.

La tripulación anterior vino para disfrutar los juegos en su propio tiempo - el juego del módulo lunar suministra un éxito particular. Otros pronto podrían llegar a intentarlo: el equipo MECA planea pruebas similares en la base Concordia de Europa en la Antártida, y, potencialmente, a bordo de la Estación Espacial Internacional.






Acerca de MECA

El proyecto MECA está liderado por TNO de Factores Humanos de la ESA(NL), con Ciencia y Tecnología BV (Países Bajos), OK-Systems (ES) y EADS-Astrium (DE) como socios. Dentro del programa Mars500, MECA está colaborando con el proyecto AMHA de la Universidad Técnica de Eindhoven (Holanda), que está aplicando herramientas basadas en juego - para el diagnóstico automático de la cohesión del equipo.