NASA Image of the Day (Large)

Inges Aerospace Visora A Antioquia-Colombia

Antioquia-Colombia Como la Mas Educada en Ciencia, Ingeniería, Tecnológía, Innovación, Educación, Creatividad, Emprendimiento e Industria AeroEspacial Es un Estilo y Una Forma de Vida

viernes, 25 de diciembre de 2009

Investigadores de Maryland y de la NASA Reconocidos por Información que Suministran Pistas sobre Cosechas, Bosques y Cambio Climático de la Tierra



http://science.larc.nasa.gov/ceres/

Un equipo liderado por la NASA ha sido reconocido con un prestigioso premio por ayudar a los científicos a comprender mejor nuestro planeta. La NASA y el Departamento del Interior de EE.UU. presentó el Premio William T. Pecora al equipo de las Nubes y el Sistema de Energía Radiante de la Tierra, (Clouds and the Earth's Radiant Energy System), or CERES, y al del Forrest Hall, investigadores seniors de la Universidad de Maryland, Condado de Baltimore.

Los dos agencias presentan en forma individual y en grupo los Premios Pecora con el fin de honrar a las contribuciones sobresalientes en el campo de la teledetección y su aplicación a la comprensión de la Tierra. El premio fue establecido en 1974 para honrar la memoria de William T. Pecora, ex director del Servicio Geológico de EE.UU. y subsecretario del Departamento del Interior.


El premio de este año se presentó el 17 de diciembre en San Francisco durante la reunión anual de la Unión Geofísia Americana.-(American Geophysical Union). La presentación fue realizada por Marcia McNutt, directora del Servicio Geológico de EE.UU., y Michael Freilich, director de la División de Ciencia de la Tierra en la Sede de la NASA en Washington. Norman Loeb y Bruce Wielicki del Centro de Investigación Langley de la NASA, en Hampton, Virginia, aceptaron el premio en nombre del equipo de CERES.

Liderado por el Langley, el equipo del CERES ha compilado una serie de datos críticos para la vigilancia y la predicción del cambio climático. El conjunto de datos, que provienen de cinco instrumentos de tres naves espaciales, se utilizan para mejorar nuestra comprensión de los cambios naturales y provocados por el hombre en el clima a través de mediciones precisas del balance de energía de radiación de la Tierra. Este equilibrio es la cantidad de energía que la Tierra recibe del sol y la mantiene en la atmósfera o la irradia nuevamente al espacio. Junto con las mediciones de los océanos, la tierra, la nieve,el hielo,las nubes,los aerosoles y la meteorología, los datos del CERES proporcionan una base científica para el desarrollo de las políticas globales del medio ambiente.


"CERES es una historia de gran éxito de la NASA", dijo Freilich. "El equipo ha hecho una contribución excepcional a la comprensión del sistema terrestre. Este esfuerzo interinstitucional, académico, e internacional ha dado lugar a los datos críticos que, entre otros beneficios, ha apoyado las conclusiones del Cambio Climático del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas."

Los instrumentos del CERES proporcionan mediciones de alta precisión del balance de energía de radiación en las múltiples capas en la atmósfera. Además, el equipo del CERES desarrolló un producto de rápida respuesta que proporciona una medida de la cantidad de energía solar en la superficie de la Tierra. Estos datos son utilizados por los administradores de recursos agrícolas para medir la humedad del suelo y para el monitoreo y el diseño de aplicaciones de energía solar de los ingenieros.

Forrest Hall ha fomentado la teleobservación de la Tierra desde la inserción de la Tecnología de Satélites para los Recursos Terrestres (ahora conocido como el programa Landsat), que la NASA lanzó en 1972. Hall desarrolló tecnologías para la teledetección de la vegetación, que sumunistraron grandes cantidades de datos mundiales de alta calidad a la comunidad y contribuyeron a la ciencia en que se fundó la teledetección - tanto a través de su liderazgo en los principales programas de campo y su propia investigación.





La investigación de Hall han contribuido a la solución de una serie de problemas cruciales de la ciencia de teledetección que se trate con la interpretación de imágenes recogidas en las áreas con vegetación. El estuvo involucrado desde el comienzo mismo de la teledetección de la superficie de la tierra mientras trabajaba en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston en el avalúo agricola de gran escala. Estos esfuerzos pioneros por la NASA y el Departamento de Agricultura de EE.UU. involucraron algunos de los primeros trabajos de comparación de superficie, datos aéreos y satélites.

Hall también dirigió el Estudio Ecosistema-Atmósfera Boreal, o BOREAS que se tradujo en un importante avance en nuestra comprensión del papel de los bosques boreales del lejano norte, en el cambio climático. Los esfuerzos de Hall en este estudio condujo a una mejor comprensión de carbono en América del Norte, el agua y los ciclos de energía.